Martes , 14 agosto 2018
Último Momento
Un nuevo proyecto de investigación analiza los tramos de falla geológica entre Góñar y Alhama

Un nuevo proyecto de investigación analiza los tramos de falla geológica entre Góñar y Alhama

El principal objetivo de esta actuación, enmarcada en el proyecto interGEO, es analizar el comportamiento de esta falla para comprender los mecanismos de generación de terremotos. Para ello se realizará una perforación de 250 m de profundidad que atravesará la zona de falla más cercana al epicentro del seísmo de 2011.
El Alcalde de Lorca, Francisco Jódar, y los Concejales de Emergencias y Recuperación tras los Terremotos del Ayuntamiento de Lorca, Eduardo Sánchez, y Satur Martínez, han informado que el municipio está acogiendo la realización de una serie de investigaciones científicas sobre la falla de Alhama de Murcia (FAM) que se van a desarrollar por parte de un grupo de investigación de la Universidad Complutense y del CSIC, en colaboración con el Consistorio lorquino. En concreto se trata del proyecto interGEO, que investigará la zona de la falla generadora de los terremotos de mayo de 2011, a través de un sondeo geotécnico vertical de la FAM, a la altura de la Rambla de la Torrecilla.
El principal objetivo es ahondar en el conocimiento del comportamiento sismogenético de esta falla con el fin de comprender los mecanismos de generación de terremotos en la misma, lo que contribuirá a la mejora en el futuro de los estudios de riesgo sísmico. Para ello, la perforación con recuperación de testigo de 250 m de profundidad, atravesará la zona de falla con mayor grado de exhumación, es decir, la zona de falla que hace miles de años se localizaba cerca de la zona de la corteza donde se inician los seísmos en la zona.
Con este estudio se pretende conseguir un análisis del potencial sísmico de las zonas inter-segmento de la FAM, además de su caracterización, mediante recopilación de datos. Se persigue, además, establecer una determinación de la estructura 3D de esta falla que incluya los segmentos Góñar-Lorca, Lorca-Totana y Totana-Alhama, mediante uso de datos de topografía LIDAR, tomografía eléctrica, perfiles de sísmica de reflexión y un perfil de magnetotelúrica; un análisis de la deformación de os materiales de la FAM; así como su monitorización y vigilancia.

El proyecto interGEO analiza las zonas intersegmento de grandes fallas para conocer su comportamiento y determinar su peligrosidad sísmica. Este trabajo está siendo llevando a cabo por un equipo de Geólogos, Geofísicos y Geodestas, coordinados por el grupo de Tectónica Activa, Paleosismicidad y Riesgos Asociados de la Universidad Complutense de Madrid. Las zonas intermedias de la falla son aquellas en las que esta cambia de comportamiento y/o geometría, y por ello suelen ser regiones en las que los relieves asociados a su actividad cambian de morfología y dimensiones. Esto hace que los cursos fluviales mayores se encaucen en dichas zonas entre segmentos y se abran en los valles. Esto es especialmente claro en el Valle del Río Guadalentín, donde la variedad de las grandes poblaciones: Lorca, Totana, Alhama de Murcia, se localizan prácticamente encima de la traza de la falla de Alhama de Murcia (FAM), y a orillas de cauces fluviales que se abren paso al valle a través de zonas intersegmento de la FAM. 

Fuente: Ayuntamiento de Lorca.

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*