Sábado , 20 julio 2019
Último Momento

Un estudio analiza la capacidad del Parque Regional Sierra Espuña para compaginar su uso y disfrute con la conservación

Los resultados permitirán poner en marcha medidas de gestión más eficaces que minimicen el posible impacto de una afluencia excesiva a este espacio natural protegido, que en 2018 acogió a 134.000 visitantes

Un estudio analiza la capacidad del Parque Regional Sierra Espuña con el objetivo de avanzar en la planificación de la gestión y hacer compatibles su uso y disfrute con su conservación. Los resultados del informe, elaborado por la Dirección General de Medio Natural, permitirán así poner en marcha medidas de gestión más eficaces que contribuyan a minimizar el posible impacto de una afluencia excesiva a este espacio natural protegido, uno de los más visitados de la Región y que solo el año pasado acogió un total de 134.000 visitantes. Esta investigación trata en concreto de determinar el nivel máximo de visitantes que pueden acoger determinadas zonas sin generar un impacto negativo sobre los recursos naturales o culturales del Parque Regional. Para ello se realizaron diversos muestreos y encuestas en diversas áreas del entorno del Centro de Visitantes Ricardo Codorníu y área recreativa Fuente del Hilo; del área recreativa La Perdiz; del Collado Mangueta y en el entorno de La Santa. La directora general de Medio Natural, Consuelo Rosauro, presentará hoy en Alhama de Murcia las conclusiones de este estudio, realizado durante la primavera y el otoño del pasado año debido a que los meses de marzo y octubre son los de mayor afluencia. “Sierra Espuña es uno de los espacios naturales protegidos más visitados y valorados de la Región y atrae a miles de visitantes que acuden a conocer y disfrutar su riqueza natural. El número de visitantes, de hecho, se ha incrementado año tras año, por lo que nos parece fundamental contar con herramientas de gestión y planificación que permitan compaginar ese uso y disfrute responsable y sostenible con el objetivo prioritario de la conservación”. Una de estas conclusiones destaca que la capacidad de acogida física de los senderos analizados (sendero Ricardo Codorníu, de los Siete Hermanos, senda del Dinosaurio, sendero del Valle de Leyva y el de Pedro López) solo fue superada en uno de ellos, la senda del Dinosaurio, durante dos días de gran afluencia. El documento, además, señala la importancia de continuar con las labores de erradicación y restauración de senderos secundarios iniciadas en el Parque. En lo que se refiere a la fauna, y en concreto a las rapaces forestales, los datos de ocupación de nidos y éxito reproductivo de las especies objeto de seguimiento por parte del equipo técnico del espacio protegido revelan que la cercanía de algunos nidos a los senderos no ha interferido en los hábitos de reproducción y cría. En cuanto a las zonas de estacionamiento de vehículos, esta capacidad sí fue superada durante un elevado número de los días del muestreo. El estudio identifica también tres perfiles de los visitantes del Parque Regional en función de las áreas más visitadas y las actividades realizadas. Así, se pudo determinar que el 47 por ciento corresponden a visitas en familia, mientras que el 37 por ciento son visitantes activos, como ciclistas o senderistas, y el 16 por ciento restante corresponde a usuarios de las áreas recreativas o barbacoas. En el informe, además, se propone un listado de actuaciones y medidas para avanzar en el modelo de gestión adaptativa de la gestión del uso público, así como un listado de indicadores ambientales que permitan realizar el seguimiento y la evaluación del modelo de uso público que se implante en este espacio natural protegido.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*