Domingo , 23 julio 2017
Último Momento
Esta es mi historia y mi pena, que creo se mitigará si la justicia sigue su curso en Tenerife

Esta es mi historia y mi pena, que creo se mitigará si la justicia sigue su curso en Tenerife

IMG_9234

Los lectores de Infolinea se estarán preguntando el por qué no se ha publicado directamente desde este medio las últimas noticias que han ido apareciendo en prensa nacional sobre los denunciados presuntos abusos sexuales que sufrieron niños, muchos,  en Alhama por parte del entrenador de atletismo Miguel Ángel Millan Sagrera, y que han sido destapados a raíz de una denuncia en el juzgado (ahora sí) de un joven en Tenerife, lugar donde Millán ha entrenado a niños y jóvenes desde el año 1994.

De su detención en Tenerife si hablamos en el número 1.000, pero una serie de acontecimientos se han sucedido en los últimos días, de la que tenemos información de primera mano.

Las heridas por unos acontecimientos dolorosos ocurridos durante tres décadas: 70, 80 y 90, no se cerraron, por lo que llueve sobre mojado  y, estos días no metafóricamente. No hubo denuncias en el juzgado que llevarán a este personaje entre rejas, y encima, siguió como maestro en Extremadura, un año,  y después recaló en el 94 en Tenerife donde ha seguido ejerciendo entrenador de niños.

IMG_9209

Toni López, entrenadora de atletismo y periodista ahora mismo en Infolinea y autora del articulo

Esto ha ocurrido gracias a que la jueza que archivó el caso del chaval de Tenerife, que ahora cuenta 19 años. Desde los juzgados está dirigiendo una concienzuda investigación llevada a cabo por la policía nacional, que ha recabado otros relatos que coinciden, y mucho, con lo que  Eduardo, que así se llama el chico que presentó la denuncia el junio de este año.

IMG_9230

Cuando empecé a entrenar con 14 años. La foto está tomada en Sierra Espuña, cuando subíamos los sábados a entrenar

Puestos en antecedentes, tengo que decir que la que escribe este artículo, Toni López Rubio, formó parte de ese “selecto” grupo de atletas en la época que este deporte,  y más correctamente, las pruebas combinadas en Alhama, estuvo en lo más alto, con la medalla de plata de Antonio Peñalver, como punta de lanza. Es por ello que todo lo que he contado en la entrevista publicada hoy en el diario de tirada nacional El País, y el de Tenerife Diario de Avisos, que me hicieron el sábado, sabiendo en ese mismo momentos que muchos se habían echado para adelante para abrir la caja de los truenos como Antonio Peñalver , Sebastián Martínez el Charo (juez de atletismo, de nivel nacional y padre de una de las últimas víctimas de este hombre en Alhama, Sergio, ya que ha sido el último en declarar ante la policía y al diario), Diego Valero (técnico de deportes entonces y amigo personal de todos) e incluso Diego J. Martínez (entonces  alcalde del pueblo).

IMG_9228

En una competición de atletismo en la pista del Guadalentín, cuando era de tierra

Yo no despunte, como muchos de los chicos de esa época, que si compitieron a nivel internacional, yo solo era una persona a la que le encantaba el deporte y que recaló en un grupo de elegidos de la mano de Dios (Miguel Ángel Millán) y que despuntaba a nivel regional e hizo mínima enseguida en lanzamiento de peso, comenzando mi participación en Campeonatos Nacionales, en varias disciplinas: peso, disco, longitud, triple, disco, vallas y por supuesto, heptalon….

IMG_9233

Grupo de entrenamiento en una concentración en Sierra Espuña, creo que en Caruana, donde celebramos concentraciones antes de tener Millán la casa en Fuente Blanca

Pero yo era chica, y chicas, por allí habían pocas y además, aunque no era consciente entonces (los cabos los até años después), nunca tuve un entrenamiento personalizado, algo que todos mendigábamos, ya que muchos fueron los que iban pasando y Miguel Ángel le daba de lado ayudados por nosotros, los fieles….

IMG_9231

Miguel Ánge en Mazarrón en los inicios del atletismo en Alhama con Misiqui, un atleta que falleció años después

Resumiendo un poco esos años, nuestros logros deportivos iban siendo recompensados por mejores instalaciones (empezamos en el patio del colegio Francisco Franco, seguimos en el Praíco con una pista de tierra de menos de 200 m. y acabaron construyendo la mejor instalación de la Región en el Guadalentín, que primero fue de tierra). Éramos los reyes del mambo, éramos los elegidos.

IMG_9238

Millán estaba totalmente aceptado en Alhama y llegó a jugar en un equipo de baloncesto. Aquí lo vemos en un partido en el instituto Valle de Leiva (centro de rojo)

Millán se compró una casa en ruinas en Fuente Blanca, un sitio paradisíaco de Sierra Espuña, donde recostruimos la casa con nuestras propias manos, ayudados por un solo albañil y donde pasamos largos días de duro entrenamiento ( y por lo que sé después, muchos  largas noches). Lo teníamos todo: instalaciones, admiración por todo el pueblo de Alhama y la mirada atenta de Miguel Ángel Millán sobre todos nosotros. Controlándolo todo.

IMG_9235

Los viajes eran muy educativos, no solo competíamos, sino que nos mostraba tofos los rincones, era todo un intelectual

Nadie pensaba que todo lo que pasaba tenía un fin, y digo nadie, hablando de mí, y muchos atletas que no sufrieron abusos sexuales. Padres, educadores, directivos y responsables municipales, que cuando se enteraron de todo en el año 92, tras esa medalla de plata en Barcelona que encumbró a Peñalver y a Millán  y a todo el pueblo de Alhama, tuvieron conocimiento.

IMG_9240

Toni López, centro en una competición con la selección murciana, junto a Fuensanta Mondejar y Bernardina Romero (de las pocas mujeres que pasaron por el club)

Ese año, 1992, yo ya había tenido que dejar de entrenar a niños del Club de Atletismo Alhama, debido a mi mala relación con Miguel Ángel Millán, que allí era el dueño y señor de todo, club, instalaciones, etc. Él ya era consciente de que varias de sus víctimas (de los abusos sexuales cuando contaban 13 o 14 años de edad) me lo habían relatado, y yo me negaba a que los chavales que entrenaba en ese momento, todos menores, entrarán a la sauna o al jacuzzi con él. Ya que así lo ordenaba Millán contando con la ayuda del conserje de entonces, al que manipuló a su antojo.

Así estaba yo en esos años, con mi marido, del que me separe al cabo de los años,  con una hija de un año y sin trabajo. Y lo peor de todo, sin mis amigos y atletas del Club de Atletismo Alhama.

Fue entonces, cuando vimos que  tras la medalla, Miguel Ángel sería siendo más Dios, por los siglos de los siglos, y dueño absoluto de nuestras vidas, aunque estuviéramos lejos . Y que la manipulación que ssufriamos cuando estábamos en su grupo, seguía estando, ya que incluso nuestro futuro profesional estaba en sus manos. Yo era entonces monitora de atletismo y de otras facetas deportivas y me estaba sacando el título de Entrenadora nacional. Un ámbito en el que nunca iba a poder seguir, porque ahora era yo la marginal… nadie… furufalla, palabra que repetía una y otra vez de las personas que no estaban en su entorno.

Sin mis amigos del atletismo, esos que me dieron la espalda y que no me preguntaron por qué me había ido, ni como me iba, me empecé a ganar la vida vendiendo ollas con mi suegra y luego poniendo un negocio con mi hermana, que fracasó… y, por supuesto,  destrozada. Mi mundo de había venido encima al enterarme de que todo giraba hacía una única dirección: los abusos continuados de decenas de niños que habían pasado por las manos de este depredador y que acababan llorando conmigo cuando hablábamos de ello, en muchos de los casos.

IMG_9241

Pista de tierra del Praíco, la gran historia del atletismo en Alhama se estaba forjando

Cuando nos echamos para adelante y denunciamos ante las autoridades deportivas, educativas y municipales, lo que había estado pasado, no dieron crédito, en un principio. Tuvieron que contar, cada uno de los implicados, los abusos que habían sufrido para que creyeran una historia, que Miguel Ángel Millán, después, estando fuera de Alhama, tildó de montaje, sobre todo de Antonio Peñalver del que decía era un gandul, cocainómano, fiestero y no se cuantos disparates más…, de los que mucha gente del pueblo se hizo eco.

Yo no quería que Millán se fuera de Alhama, solamente, quería más, y como yo todos los implicados, todas las victimas de una manera u otra.

Yo quería que lo juzgaran por sus acciones y que nunca, en su vida, tuviera acceso a menores para que no siguiera con esa cadena que inició en su día en un patio de colegio y que le ha llevado hasta Tenerife donde se ha labrado, de nuevo la fama de entrenador de élite, contando con el beneplácito de los dirigentes de la RFEA.

Esta es mi historia y mi pena, que creo que se mitigará si la justicia sigue su curso, dicen que el tiempo pone a cada uno en su lugar.

Antonia López Rubio

Más información:

http://deportes.elpais.com/deportes/2016/12/18/actualidad/1482086489_795984.html

http://deportes.elpais.com/deportes/2016/12/17/actualidad/1482000887_427898.html

http://diariodeavisos.elespanol.com/2016/12/las-autoridades-locales-educativas-federativas-sabian-ano-92/

http://deportes.elpais.com/deportes/2016/12/16/actualidad/1481910644_686926.html