Domingo , 23 julio 2017
Último Momento
Senderistas conocen de primera mano la realidad del relato esculpido en barro que hay en La Carrasca
El grupo de senderistas abandonando el collado del Pilón. Al fondo la cumbre de Peña Apartada. MAG

Senderistas conocen de primera mano la realidad del relato esculpido en barro que hay en La Carrasca

Se inició Sedalhama 2017 recordando la gran nevada de 1806

El 26 de febrero se inició Sendalhama 2017 con la excursión “Sierra Espuña 1 La Carrasca, 14 palmos de nieve”.
Con esta ruta, los cerca de 75 participantes se acercaron a conocer “in situ” la realidad del relato esculpido en barro que hay en la casa de La Carrasca y que recuerda la nevada de aquel aciago mes de abril de 1806, hace 210 años y que se recuerda con la placa.
Pero también conocieron un primer tramo del itinerario por la senda de “Los Nevateros”, el camino que seguían los trabajadores de los Pozos de la Nieve para bajar de noche el hielo desde las cumbres hasta los destinos de venta. Luego se asomaron a algunos preciosos miradores, Ballesteros y Pilón. Conocieron un interesante aprovechamiento de los recursos naturales de la sierra, el del yeso. Y desde allí atravesaron el pequeño bosquete de roble quejigo de estas umbrías, para después acercarse a uno de los mayores viveros desde donde se repoblaron estos montes, el del barranco de En Medio.
Más tarde disfrutaron del arroyo de La Carrasca. “Es tan anormal ver correr el agua por Espuña, y nos quedamos perplejos con su maravilloso susurro”, explican. Tras el almuerzo, y tras una intensa, pero breve subida, disfrutaron de los últimos metros de la ruta con las bellas panorámicas de la vertiente oeste de Espuña. Su periplo concluyó en el Collado Bermejo.
La siguiente ruta será el 26 de marzo: “Sierra de la Muela. Un buen Salto para coger un Borrego”.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*