Martes , 23 octubre 2018
Último Momento
Los hermanos Fuertes serán nombrados mañana “Hijos Predilectos de la Villa de Alhama”

Los hermanos Fuertes serán nombrados mañana “Hijos Predilectos de la Villa de Alhama”

Mañana, sábado 25 de abril, a las 19:00h en el Teatro Cine Ve­lasco será el nombramiento de la concesión del título de Hijos Pre­dilectos de la Villa de Alhama de Murcia a los hermanos Fuertes Fernández, José, Tomás y Juana

Hablamos con ellos sobre este reconocimiento por parte del pueblo de Alhama

Una alegría inmensa por el reconocimiento, ya que des­pués de haberlo recibido nues­tro padre, que ahora nos llegue a nosotros nos ha sorprendi­do”. Así se explicaba Juana Fuer­tes, hermana de José y Anto­nio Fuertes, cuando le hemos preguntado cómo se sienten al recibir este reconocimiento del pueblo de Alhama.

Tomás también reconocía que cómo no estar conten­tos y orgullosos. “Dicen que nadie es profeta en su tierra, nosotros no nos considera­mos profetas, hemos sido unos currantes que hemos estado haciendo lo que nuestros pa­dres nos han enseñado. En el pueblo, la gente mayor, sobre todo, nos conocen por las di­rectrices que hemos llevado: trabajo, honradez, espíritu de superación, actividad y com­petitividad”. Añadía que ahora ellos ya no tenían que compe­tir con Alhama, Murcia, ni con España. “Esta empresa ya no es una empresa de pueblo sino una empresa internacional, consecuencia de una serie de actividades que hemos ido de­sarrollando y la verdad que no esperabamos este reconocimien­to del pueblo de Alhama”. Añadió que se lo dieron a su padre y ahora a ellos y que “ojalá sirva de ejemplo para que si algún padre ha hecho algo bueno, sus hijos sigan su ejemplo y hagan algo bueno para el pueblo”.

Por su parte, José confesó que se teletransportaba al primer cerdo que se mató en el año 1953 y veía lo que ahora mismo había hecho. “Todo en base de un quehacer diario, que hay quien dice que ha sido trabajo, pero para mi no ha sido un trabajo, sino una gran suerte de que cada día que nos levantamos y seguimos en aquello que nos gusta, nunca hemos escatimado eso de echar 9, 10 o 11 horas. Se empezaba y se acababa cuando se terminaba. Asevera que ahora, a través de los 60 y tantos años, “estamos extrañados de ver que día tras día lo que se puede hacer si todos vamos con la ilusión diaria de querer hacer esa cosa. La gran satisfacción es ver que yo no he trabajado para la industria, he sentido un gran placer de estar disfrutando de aquello que, para mi, nunca ha sido trabajo”.

Hablamos también de que hermanos Fuertes estaban a las puertas de que empezara otra nueva generación, la tercera.

Tomás se emocionó acordándose de que su padre, “a pesar de conocer solo las cuatro reglas, ya que no había ido a la universidad, nos trasmitió unos valores que nosotros hemos mantenido y estamos tratando de transmitírselos a nuestros hijos. Valores para que continúen, ya que aparte de tener cabeza, trabajo y honradez, hay que tener valores para poder seguir adelante.” Y es que explicaba que cuando las empresas ya eran un poco grandes ya no eran familiares explicando que primero era su padre, luego los tres, ahora los hijos y los nietos. “Cada vez hay más cantidad accionistas y la empresa está profesionalizada, aunque las acciones las tiene la familia Fuertes”. Terminó diciendo que estaban arropados por profesionales que defendían la empresa tanto o más que ellos.

Continuó Tomás hablando de la importancia de cómo se trata al trabajador con respeto humano, así como la promoción interna, que premia al que vale, y que el que es productivo gana más de lo que dice el convenio.

Nuestro trabajo es orquestar todo eso, profesionalizarlo muy bien para poder seguir con las casi 4.000 personas que hay aquí, sino con 6.000, 8.000 o 10.000 que puedan haber el día de mañana”.

Pasamos a hablarles sobre la importancia que tiene para un pueblo como Alhama que la empresa ElPozo esté ubicada aquí, y más en los tiempos difíciles que corren ahora.

José Fuertes empezó a sumar los días que habían pasado desde el año 1963 hasta la actualidad. “Fijaos la cantidad de cosas que han pasado y eso es lo bonito, que siempre ha habido una ilusión, no maldiciendo, sino bendiciendo la empresa porque ha sido la que nos ha dado la satisfacción y todo lo que hemos pretendido y al mismo tiempo estamos haciendo algo que no ha sido malo para Alhama”. Resaltó que nunca habían pensado que iban a ser los benefactores del pueblo de Alhama, “hemos sido unos currantes que empezamos, y como consecuencia del trabajo, se han ido uniendo personas y al final, gracias a Dios tenemos una empresa que somos la número uno de España”.

Para acabar hablamos con Juana, que aunque no ocupa puesto en la dirección de empresa si ha educado a sus hijos para que formen parte de ella, un aporte importante según resaltó su hermano Tomás, y recordó como “mamá ayudaba a papá en muchas ocasiones” (como buena huertana, apuntó su hermano Tomás). Yo no he estado aquí en la empresa, pero me he dedicado con mucho esmero en educar a mis hijos. Era una labor que yo tenía pendiente, ya que en esta empresa la mujer nunca ha podido ser igual que los hombres y ese punto lo he llevado conmigo y ha sido lo que me he hecho apoyar a mis hijos para que sean igual, hombres o mujeres”.

Acabó Tomás resaltando que ellos eran “Híbridos de un campesino y una huertana. Nuestro padre labró con las mulas y nuestra madre de la Cola del Riacho de Las Torres de Cotillas, huertana de pura cepa. No somos de sangre azul, ni verde ni de color de rosa.”

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*