Martes , 26 septiembre 2017
Último Momento
La población de arruis en Sierra Espuña y sus sierras colindantes desciende un 49 por ciento

La población de arruis en Sierra Espuña y sus sierras colindantes desciende un 49 por ciento

 Los datos de población observada sólo en el interior del parque arrojan un descenso del 32 por ciento

 La Junta Consultiva de la Reserva de Caza de Espuña se celebrará el próximo lunes, 19 de enero

La Dirección General de Medio Ambiente, dependiente de la Consejería de Agricultura y Agua, ha constatado un descenso del 49 por ciento en la población de arruis (Ammotragus lervia) en el Parque Regional de Sierra Espuña y las sierras colindantes  de La Muela (Alhama de Murcia), Chichar-Tercia (Totana-Lorca) y Pedro Ponce (Mula), según los datos del último censo realizado en octubre de 2014, en relación con el anterior de 2012. Actualmente la población total estimada en el ámbito del citado parque es de 1.049 arruis.

La directora general de Medio Ambiente, Encarna Molina, destacó que “el importante descenso de la población de arruis es fruto del eficaz y complejo trabajo de control realizado, según el protocolo establecido el pasado mes de mayo, que pretende ir reduciendo la población para el cumplimiento de lo previsto en el Plan de Ordenación de Los Recursos Naturales del Parque de Sierra Espuña, es decir, un máximo de 300 ejemplares”. En este sentido, apuntó que han sido abatidos un total de 1.029 ejemplares (216 durante la temporada de caza 2013-2014, y 813 por parte de los celadores de caza y pesca  fluvial y agentes medioambientales).

Encarna Molina indicó que “al tratarse de un control poblacional de la especie en su entorno natural, la gestión de los animales abatidos queda fuera del ámbito de aplicación de la normativa sobre subproductos de origen animal no destinados al consumo humano, con lo cual no es necesaria la retirada de los cuerpos por un gestor autorizado, y estos pueden quedar en el lugar del abatimiento para ser aprovechados por el resto de la fauna silvestre, en el marco de la legislación en vigor”. En este sentido, Medio Ambiente ha constatado cierto beneficio para la alimentación de numerosos grupos de aves necrófagas (buitre leonado, buitre negro y quebrantahuesos), así como para minimizar el problema de los daños en las explotaciones agrícolas del entorno.

El censo realizado en las sierras colindantes de La Muela (Alhama de Murcia), Chichar-Tercia (Totana-Lorca) y Pedro Ponce (Mula), apunta que se ha producido un descenso de las poblaciones del 49 por ciento, con respecto al censo de 2012. Al respecto se indica la necesidad de estudiar los movimientos de migración e inmigración entre la subpoblación de arrui del Parque Regional de Sierra Espuña y las subpoblaciones periféricas de las sierras colindantes, así como el efecto que puede haber ocasionado en la especie el suministro de alimentación y agua durante el verano en Sierra Espuña.

En el ámbito de Sierra Espuña se contabiliza un descenso del 32 por ciento de la población observada (703) con respecto al último censo realizado el año 2012 (1027).

Todos estos datos serán puestos a disposición de la Junta Consultiva de la Reserva de Caza de Sierra Espuña, que se celebrará el próximo lunes, 19 de enero, en la que se debatirá sobre las especies y los cupos de caza para esta campaña.

Protocolo de trabajo

La responsable de Medio Ambiente anunció que “los esfuerzos de control de la población de arruis se mantendrán durante los próximos meses, siguiendo el protocolo de trabajo, hasta alcanzar el objetivo poblacional que especifica el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Parque”.

El protocolo establece nuevas acciones de control en Sierra Espuña entre los meses de enero a marzo de 2015, previéndose como mínimo un descenso de la población estimada del 50 por ciento y la realización de un nuevo censo en los meses de abril y mayo de 2015 para confirmar este descenso.

También se prevé una reducción de las poblaciones de arrui en el resto del área de distribución mediante el adecuado control de la actividad cinegética autorizada sobre la especie en cotos de caza. Hasta la fecha se ha autorizado la caza a rececho en 70 cotos y suministrado 180 precintos para la caza de machos-trofeo, y 744 precintos para la caza de hembras selectivas.

El plan de gestión del arrui, que se inició el pasado 1 de noviembre y finalizará el próximo 30 de junio, será consensuado con los sectores afectados para que sirva como herramienta básica para la toma de decisiones sobre la especie en el futuro.

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*