Martes , 19 septiembre 2017
Último Momento
La Guardia Civil detiene a 25 personas por la sustracción de uva de mesa en fincas de la Región

La Guardia Civil detiene a 25 personas por la sustracción de uva de mesa en fincas de la Región

  • En esta actuación la Guardia Civil ha contado con la colaboración de la Policía Local de Alhama de Murcia

  • Los arrestados integraban clanes familiares que sustraían productos del campo para venderlos en mercadillos ambulantes

  • Se han recuperado tres toneladas de uva y se han incautado efectos empleados en los robos

  • Hasta el momento se ha esclarecido una decena de delitos

La Guardia Civil de la Región de Murcia, dentro del ‘Plan contra las sustracciones en explotaciones agrícolas y ganaderas’, ha desarrollado la operación ‘GRAPE’, establecida para esclarecer varios robos en fincas agrícolas de la Región, que ha culminado con la detención de 25 personas como presuntas autoras de los delitos de robo con fuerza, hurto y daños. A uno de los arrestados se le atribuye la presunta autoría de delito de encubrimiento, por facilitar albaranes falsos para acreditar la legal posesión de los productos robados.

Durante el desarrollo de la operación, la Benemérita ha recuperado tres toneladas de uva de mesa y se ha incautado de numeroso material empleado en las sustracciones, como linternas, tijeras de podar y cajas para transportar la fruta.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de septiembre por especialistas de los Equipos ROCA (Contra Robos en el Campo) y de las unidades de investigación de la Benemérita, cuando tuvieron conocimiento de la sustracción de gran cantidad de uva de mesa en una finca de Totana, unos hechos que habían generado cierta alarma social entre el sector agrícola.

Colaboración ciudadana

La información obtenida gracias a la colaboración ciudadana y las indagaciones realizadas por los guardias civiles sobre unos vehículos supuestamente implicados en un robo, ha supuesto identificación, localización y detención de los cinco integrantes de un clan familiar –con un dilatado historial delictivo– como presuntos autores de los delitos de robo y hurto de productos del campo.

Poco después, en las proximidades de la zona agrícola de Totana, una patrulla de la Guardia Civil identificó varios vehículos que transportaban 18 cajas de uva –con un peso aproximado de una tonelada–. Una vez verificada la ilícita procedencia de los productos, los guardias civiles detuvieron a las ocho ocupantes de los vehículos, a quienes, además, les constan numerosos antecedentes delictivos por hechos de similares características cometidos tanto en la Región de Murcia como en la provincia de Alicante. En esta actuación la Guardia Civil ha contado con la colaboración de la Policía Local de Alhama de Murcia.

En esas mismas fechas y tras numerosas vigilancias y seguimientos sobre otro clan familiar dedicado a las sustracciones hortofrutícolas, la Benemérita detuvo en la pedanía murciana de Cabezo de Torres a cuatro personas cuando se dirigían con gran cantidad de uva a un mercadillo de la capital. A estos detenidos se les atribuye la presunta autoría de varios delitos de hurto y daños en fincas del municipio de Blanca.

Las actuaciones más recientes desarrolladas por la Guardia Civil para la prevención de los robos en explotaciones agrícolas se desarrollaron el pasado mes de noviembre, y se han saldado con la detención de los siete integrantes de un clan familiar, a los que se les atribuye la presunta autoría de delito de hurto.

Los investigadores lograron su detención tras localizar, en un mercadillo semanal de Cartagena, gran cantidad de uva de mesa puesta a la venta por los ahora arrestados a un precio muy inferior al de mercado.

La Benemérita ha averiguado que los albaranes utilizados para justificar la adquisición de estos productos por cauces legales eran falsos. Las indagaciones realizadas sobre estos documentos ha supuesto, además, la detención de una persona en San Javier, a la que se le atribuye la presunta autoría de delito de encubrimiento.

Clanes familiares organizados

En el marco de la operación ‘GRAPE’ la Guardia Civil ha constatado que los 25 detenidos seguían un patrón común en cuanto a la organización y al modus operandi empleado en los robos.

Las sustracciones eran cometidas por los integrantes de clanes familiares que estudiaban previamente la ubicación de las fincas, sus vías de acceso y los horarios de los trabajadores.

Tras seleccionar sus objetivos y establecer una franja horaria que les permitiera actuar con cierta impunidad se desplazaban en varios vehículos a las fincas donde forzaban sus vallas perimetrales para acceder a las mismas y consumar los robos. Para ello, ya que generalmente actuaban durante la noche, se valían de linternas, tijeras de podar y otras herramientas. Además de la sustracción de fruta, estas actividades ilícitas ocasionan considerables daños tanto a las instalaciones como a los parrales.

Una vez obtenida la fruta la trasladaban a sus domicilios ubicados en Lorquí, El Palmar y Cabezo de Torres, desde donde la distribuían para su venta en mercadillos ambulantes de la Región.

La operación ‘GRAPE’ realizada por la Guardia Civil entre los meses de septiembre y noviembre, en relación con los hechos delictivos investigados, se ha saldado, hasta el momento, con el esclarecimiento de una decena de hechos delictivos y con la detención de 25 personas a las que se les atribuye la presunta autoría de delitos de robo con fuerza, hurto y daños a la propiedad.

Además, la Benemérita ha recuperado tres toneladas de uva de mesa y se han incautado numerosos útiles empleados en los robos.

Los detenidos –20 varones y 5 mujeres–, los efectos recuperados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición de las autoridades judiciales competentes.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*