Martes , 14 agosto 2018
Último Momento
Entrevista a Javier García, que será nombrado Corremayo Mayor este sábado 5

Entrevista a Javier García, que será nombrado Corremayo Mayor este sábado 5

“Que la gente salga a la calle y participe activamente. Sea como sea. Haciendo peleles, vestidos de corremayos, participando en los conciertos. Y este año hemos de estar preparados para recibir con los brazos abiertos a las gentes del resto de España que nos visiten. No podemos olvidar que ¡ya somos de interés turístico nacional! Disfrútenlo”

Las fiestas de Los Mayos ya han tenido su aperitivo este fin de semana con algunas de las actividades programadas. Tras su reciente declaración de Interés Turístico Nacional, este año adquieren aún si cabe mayor importancia. Una de las personas que ha contribuido enormemente para alcanzar este hito ha sido Javier García, doctor en Comunicación y cuya labor de gestión y asesoramiento, ha sido determinante para obtener la declaración de ITN. Javier García es el Corremayo Mayor 2018 y desde Infolínea hemos hablado con el.

– Infolínea: ¿Cuándo le comunicaron que sería Corremayo Mayor? ¿Qué ha supuesto para usted este nombramiento?
– Javier García: Me comunicaron el día 8 de marzo que este año sería yo el Corremayo Mayor. Fue una sorpresa muy grata, ya que no me esperaba de ningún modo que esta distinción pudiera recaer en mí. Además, ese día se conmemora el Día Internacional de la Mujer, jornada en la que reivindicamos los derechos de las mujeres y la deseada equidad; esta coincidencia me satisfizo aún más.
Este nombramiento es todo un honor para mí. Como siempre he dicho, estoy seguro de que hay muchas personas que se merecen igual o más que yo este nombramiento. Hay en Alhama muchas personas comprometidas con esta singular fiesta, haciendo mayos, preparando la fiesta, participando activamente. Este año es doblemente especial, ya que será la primera edición de la fiesta con la Declaración de Interés Turístico Nacional conseguida.

-I: Su trabajo en pos de la difusión de Los Mayos a nivel nacional ha servido para dar un gran impulso a la reciente declaración de Interés Turístico Nacional de la misma. ¿Cómo ha enfocado este trabajo?
– J.G.: El trabajo ha sido de asesoramiento y de relaciones con los medios a nivel nacional. Hasta febrero de 2017, durante los últimos doce años, he estado viviendo fuera (en Madrid dos años, los siguientes dos en Zaragoza y los últimos ocho en Madrid, de nuevo). Como se sabe, soy profesor universitario en el ámbito de las Ciencias de la Comunicación y una de las esferas de mi trabajo es enseñar a mis alumnos cómo hemos de relacionarnos con los medios y cómo trabajar en ellos del mejor modo posible, siempre mirando hacia la responsabilidad social de los mismos. De modo que lo que hice fue poner mi granito de arena para intentar dar un impulso a esta declaración que, parece ser, estaba algo estancada. La verdad es que se trata de una fiesta muy especial, original y diferente a tantas como hay en España. Lo que le faltaba para conseguir la ansiada declaración era una buena gestión con los medios de comunicación de ámbito estatal. En este camino no he andado solo. Hay que destacar el gran esfuerzo que han hecho los técnicos de la concejalía de Cultura y de Turismo del Ayuntamiento y la propia concejala, Alicia Martínez, la disposición y el empeño de nuestro alcalde, la labor del Gabinete de Comunicación, con Antonio Ramírez a la cabeza, y el trabajo de un compañero mío dedicado a la gestión de relaciones públicas, Antonio Rodríguez Ruibal.

– I: ¿En qué se ha centrado para elaborar el contenido de esas inserciones en prensa, radio y televisión?
– J.G.: Como digo, la fiesta, por su singularidad, se vende por sí sola. Lo importante era dar a conocer la fiesta a los medios de comunicación nacionales, ámbito donde no era nada conocida. Los periodistas, sobre todo los dedicados a la esfera del turismo, suelen recurrir a lugares y fiestas bien reconocidas. No podemos olvidar que el sustento de la prensa y de los medios de comunicación en general es la publicidad y, por tanto, los periodistas suelen recurrir a lugares comunes y recurrentes que se “venden” bien y que ya de por sí tienen atracción. El objetivo era hacer atractiva la fiesta para los medios. La idea era conseguir inserciones gratuitas. Es muy fácil pagar una página de publicidad en un diario y gastarse unos cuantos miles de euros. Pero esa no era la idea en absoluto. El objetivo principal era conseguir un lugar dentro de los periódicos, dentro de la televisión y en radio pero debido a la importancia de la fiesta, no porque se pagara un espacio publicitario. Además, los espacios publicitarios suelen ser rechazados en este tipo de expedientes de declaración de interés.

– I: Son muchos visitantes los que se acercan cada año a Alhama para disfrutar con los Mayos. Como alhameño, ¿qué es lo que más destaca de esta festividad?
– J.G.: La esencia son los peleles. Eso no lo podemos olvidar. Y, dentro de esa actividad sociocultural, está el asunto de la sátira, la crítica, y las escenas costumbristas. Con Los Mayos, los alhameños celebramos el corazón de la primavera y, antiguamente, la llegada de las cosechas. Es una fiesta del pueblo, con un sustento fuertemente antropológico. En un país en el que la mayoría de fiestas tienen un origen religioso, llama mucho la atención que sea una fiesta de este tipo la que se haya erigido en la más importante de nuestro municipio.
Luego está el “movimiento corremayos” que se ha generado alrededor de la fiesta. El sábado del desfile de corremayos se ha convertido en una fiesta con repercusión en toda la región y fuera de ella. Este es también un momento muy especial. Alguna gente podría pensar que esta es una novedad que poco tiene que ver con la fiesta primitiva. Pero no hemos de ser reaccionarios y pensar que la cultura es inamovible. Los actos culturales, como sabemos a través de los grandes maestros de la antropología, son hechos en constante evolución, como lo es el propio flamenco, por ejemplo.

– I: ¿Cree que sería posible una futura declaración de Interés Turístico Internacional de los Mayos de Alhama? ¿Qué pasos considera que sería necesario seguir para ello?
– J.G.: Detrás de una declaración de interés hay mucho trabajo. Un trabajo que ha de desarrollarse en todas las esferas, incluida la esfera de la organización de la propia fiesta y en las infraestructuras necesarias. Pensar a nivel internacional requiere poner en marcha mejoras en el transporte, en plazas hoteleras, etc. Digamos que en ese caso se debería involucrar a ámbitos más altos como la Comunidad o el ministerio de turno. Y también habría que abrir un debate sobre la idoneidad de esa declaración. Tenemos el ejemplo de la tomatina de Buñol o los Sanfermines, que se han convertido en fiestas masivas, de gran afluencia. En Buñol incluso han tenido que poner entradas para poder participar en la fiesta. Pienso que hay que seguir apostando por nuestra fiesta, por intentar mejorarla año tras año, pero de manera paulatina. Ahora toca disfrutar de esta declaración que viene “como agua de mayo”.

– I: Pasó su infancia y adolescencia en Alhama, ¿qué primeros recuerdos tiene de la fiesta de los Mayos?
– J.G.: Recuerdo a mi vecina Micaela preparando los peleles unas semanas antes de la fiesta. Seguramente correrían los años ochenta. La fiesta, tal y como la conocemos recientemente, apenas comenzaba a dar sus primeros pasos. Pero aquella gente, los mayores, los que habían vivido la Guerra Civil, los que habían vivido las miserias de la dictadura, hicieron mucho por conservar esta tradición tan nuestra, tan crítica y, por qué no decirlo, tan necesaria.
Después llegó el auge de los corremayos, la música folk, la música de cuadrillas y la música de bandas y charangas. Estos son pilares de la fiesta que hay que conservar y fomentar.

– I: ¿Cómo la vive actualmente?
– J.G.: Estos últimos años he participado como corremayos. Recuerdo con mucho cariño cuando vine con un equipo de TVE desde Madrid para grabar un programa de La Aventura del Saber. El mismo director del programa, Salvador Gómez Valdés, y su equipo se quedaron maravillados del ambiente.

– I: La música está muy presente en su día a día y cuando regresa a Alhama sigue colaborando con la Agrupación Musical. ¿Qué papel juega la música en una fiesta como los Mayos?
– J.G.: Actualmente, desde febrero de 2017, he vuelto a residir en Alhama. Como sabéis, la música lo es todo para mí. Como he comentado, la música es uno de los pilares fundamentales de Los Mayos. Hay que reconocer la participación de bandas locales, como Malvariche, en el auge de este evento. La música folk se ha erigido en un aspecto bien importante. También es necesario resaltar la importancia de bandas y charangas a la hora de amenizar la fiesta. Y cómo no, no podemos olvidar el rol esencial de la música costumbrista popular, la que todos los años ponen en marcha las cuadrillas, representadas por la eterna figura del Tío Juan Rita.

– I: Va a recoger el galardón de Corremayo Mayor el próximo 5 de mayo. ¿Cómo vivirá ese día?
– J.G.: Supongo que con mucha alegría y, sobre todo, con mucho agradecimiento y honor. Es una distinción que me realiza el pueblo y para mí es muy importante. Intentaré disfrutar y contribuir en todo lo que pueda para que la gente se lo pase en grande.

– I: Como Corremayo Mayor 2018, lance un mensaje a los lectores de Infolínea de cara a las fiestas que ya se aproximan.
– J.G.: Los Mayos son una tradición de origen popular. Por tanto, no existirá fiesta de Los Mayos sin la participación del pueblo. Que la gente salga a la calle y participe activamente. Sea como sea. Haciendo peleles, vestidos de corremayos, participando en los conciertos. Y este año hemos de estar preparados para recibir con los brazos abiertos a las gentes del resto de España que nos visiten. No podemos olvidar que ¡ya somos de interés turístico nacional! Disfrútenlo.

 

Semblanza de Javier García

Nacido en Alhama de Murcia, Javier García cuenta con una dilatada trayectoria académica y profesional con la que ha llevado el nombre del municipio a algunos de los centros de enseñanza e investigación más importantes del país.
Actualmente es profesor en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Murcia, en el área de Publicidad y Relaciones Públicas.
Ha sido director del Departamento de Comunicación y Profesor Contratado Doctor en Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA), profesor del Máster Universitario en Comunicación Digital, el Máster Universitario en Marketing Digital y Social Media, el Máster Universitario en Negocios Internacionales y del Doctorado en Derecho y Sociedad. Anteriormente ha trabajado como profesor en la Universidad San Jorge de Zaragoza. Ha coordinado el Título de Experto en Protocolo y Organización de Actos en esa institución.
Es doctor en Comunicación por la Universidad de Murcia, licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad Católica San Antonio de Murcia y Master Universitario en Crítica y Argumentación Filosófica por la Universidad Autónoma de Madrid.
Posee el Título de Especialista en Epistemología y Gnoseología por la Universidad de León y el Título de Especialista en Comunicación Institucional por la Universidad Católica San Antonio de Murcia.
Su tesis doctoral, “El encubrimiento publicitario de la discriminación social. Estudio cultural sobre la representación de las desigualdades en la publicidad televisiva”, obtuvo la calificación de Sobresaliente Cum Laude por unanimidad en la Universidad de Murcia.
Entre 2005 y 2007 trabajó para el ministerio de la Presidencia y para el ministerio de Asuntos Exteriores (Instituto Cervantes) en el ámbito de la comunicación.
Es autor de diversos artículos JCR y de artículos en revistas indexadas de carácter internacional, así como autor de diversos capítulos de libro. Es autor de los libros “Dispublicitados. Los efectos (ideológicos) de la publicidad” (Editum), “Publicidad y Marketing” y “Publicidad. Teoría y práctica” (Centro de Estudios Financieros) y “Publicidad, comunicación y cultura” (UOC).

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*