Domingo , 21 octubre 2018
Último Momento
Daniel López Serrano ha recibido el Premio Investigación Biomédica, un galardón de la Fundación Banco Sabadell

Daniel López Serrano ha recibido el Premio Investigación Biomédica, un galardón de la Fundación Banco Sabadell

ENTREVISTA

Daniel López Serrano ha recibido el Premio Investigación Biomédica, un galardón de la Fundación Banco Sabadell que es uno de los más importantes de España y reconoce la aportación del alhameño al campo de la resistencia bacteriana a los antibióticos
Los premios, dotados cada uno de ellos con 50.000 euros están considerados uno de los galardones científicos más importantes de los concedidos en España.
Según el veredicto del jurado, Daniel López Serrano (Murcia, 1977), doctor en Bioquímica por la Universidad de Murcia, ha sido premiado “por su innovadora contribución en el campo de la resistencia bacteriana a los antibióticos, tema de inmensa relevancia biomédica y sanitaria a nivel mundial”.
Hemos hablado con el alhameño, hijo de Mª Carmen Serrano, profesora jubilada de física y química del IES Valle de Leiva, que se mostraba muy contento por el gran prestigio que supone este premio, ya que considera que le pone en el mapa de la investigación

Infolínea.- ¿Cómo conoció la noticia?
Daniel López Serrano.- El presidente del jurado que otorga el premio, el Doctor Carlos López Otín, me llamó por teléfono para comunicármelo personalmente. Estaba con él y al teléfono también el presidente del Banco de Sabadell, el señor Josep Oliu. Los dos me dieron la enhorabuena y estuvimos conversando un rato. Fue un momento emocionante. Lo peor de todo fue que me pidieron discreción hasta que la fundación celebrase la rueda de prensa y divulgara la noticia, querían controlar el impacto de la noticia y hay que respetar esa decisión. He estado un mes sin poder contárselo a nadie. Me he mordido la lengua muchas veces en ese mes.

I.- ¿Qué supone este galardón?
D. L. S.- Es uno de los premios más importantes de España y por tanto es un gran honor que el jurado me lo haya concedido este año. Significa que mi laboratorio está trabajando en la dirección correcta y está generando resultados que la comunidad científica valora y califica de excelentes sobre otros muchos. Es un impulso extraordinario en un trabajo que no es nada fácil y no sobran los apoyos.

I.- Cómo ha reaccionado tu entorno, familia y amistades
D. L. S.- En mi familia, tanto las buenas como las malas noticias afectan de forma relativa, cosa que aprecio muchísimo. Tanto en las alegrías como en las dificultades, que han sido muchísimo más numerosas que las alegrías, mi familia sirve como estabilizador, para relativizar todos estos momentos, poner los pies en la tierra, secarse las lágrimas, coger aire y seguir adelante sin darle muchas vueltas a la situación, sino focalizando toda la energía en hacer un buen trabajo.

I.- Cómo ha sido su formación y por qué se inclinó por estos estudios
D. L. S.- Mi interés en la microbiología empezó cuando tomé la asignatura en segundo de carrera y tuve la suerte de tener un grandísimo profesor que despertó en mi la vocación. En ese momento me incorpore al Departamento de Microbiología de la Universidad de Murcia como alumno interno, lavando tubos de ensayos y preparando medios de cultivo para el laboratorio. Después hice la tesis en el departamento y luego me fui a especializarme al extranjero, como hacen la gran mayoría de los científicos.
Respecto a mi formación, es importante tener una base de conocimiento amplia, eso está claro. Sin embargo, mi periodo en la Universidad de Harvard fue esencial para entender que ser inteligente o cultivado no es en absoluto suficiente para sacar un trabajo adelante; allí conocí a mucha gente inteligente que fracasó. Tener una idea brillante es algo relativamente sencillo, lo realmente complicado es demostrar la idea con datos objetivos. Generar esos datos requiere de una gran determinación y una dedicación que son esenciales para un científico. Y para ello, es muy importante la capacidad de sacrificio, asumir que tu dedicación no te permitirá desarrollar facetas de tu vida personal que son obvias e importantes para el resto de personas. Esto implica entender que has tomado la decisión de dedicarte a un trabajo especial, con una gran dificultad para ajustar tu agenda a un proyecto de vida personal, que es por otro lado, muy atractivo y muy accesible al resto de personas.

 

I.- Imagino que es importante después de tantos años fuera de España poder realizar sus investigaciones en España.
D. L. S.- La ciencia en España está pasando por momentos muy complicados. La financiación es casi inexistente, el personal científico es demasiado mayor y la burocracia es tan tediosa que te hace inoperativo. Actualmente, el grueso de la poca actividad I+D+i en España se sostiene gracias a las acciones individuales y aisladas de laboratorios muy brillantes, que son excepcionales dentro de un panorama desolador. Sobre esos laboratorios excepcionales recae la responsabilidad de sostener la innovación española y abrir una puerta hacia un futuro más optimista. Esos laboratorios, que tienen la capacidad de hacer algo tienen también la obligación de hacer algo. Por eso trasladé mi laboratorio a España. En Alemania no me necesitan, se lo garantizo. Allí todo va bien.
Si se trata de un centro público o privado no es relevante, hay laboratorios de instituciones privadas que están haciendo también una labor fundamental. El problema que tiene España con el I+D+i es muchísimo más grande que una pequeña disonancia entre el sector público o privado.

I.- Cuáles son sus proyectos más inmediatos y a largo plazo
D. L. S.- A corto plazo, estamos trabajando con unos aislados clínicos de bacterias resistentes a antibióticos que muestran un patrón de resistencia algo inusual, parece que han evolucionado de una forma diferente, lo que nos puede dar información muy valiosa sobre el papel que juega la evolución en la adquisición de resistencia a antibióticos. A largo plazo, mi laboratorio está estableciendo unas nuevas técnicas de microscopia que son muy novedosas en España, se llama crioelectrontomografía, para estudiar estructuras subcelulares de las bacterias a una resolución extraordinaria. Espero que esta técnica este operativa en dos o tres años.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*